jueves, 15 de abril de 2010

FRIDA KAHLO: Fragilidad y Fuerza

Ana Almeida, Carolina Vital y Vítor Alberto Correia



Frida Kahlo fue una artista que nació y vivió en la primera mitad del siglo XX (1907 a 1954) en México. Estuvo casada con el también artista Diego Rivera, que durante los años 20 y 30 tuvo gran importancia en la iconografía del “Nuevo México”.

Su vida se vió marcada por la enfermedad y el dolor. A los 6 años, Frida contrajo poliomielitis, enfermedad que la dejó con graves secuelas. A los 18 años, sufrió un terrible accidente en un tranvía que casi la mató. Durante su recuperación, que solamente fue posible por su voluntad muy fuerte de vivir, empezó a pintar.

Durante su vida tuvo una gran participación política en el Partido Comunista. Su ideología la llevó a conocera al exdirigente comunista exilado León Trotsky, con quien vivió un romance poco antes de su asesinato. Incluso, en la época la acusaron de haber sido la culpable por el crimen.

Su obra retrataba principalmente la condición física y el sufrimiento de su alma. Ella declaraba: "Creían que yo era surrealista, pero no lo era. Nunca pinté mis sueños. Pinté mi propia realidad".

En 1939 expone en París en la galería Renón et Collea y en 1953, tras haber impartido un curso de pintura por diez años en la Escuela La Esmeralda de la capital federal, la Galería de Arte Contemporáneo organizó una gran muestra de sus trabajos. Compareció en la exposición pese su condición débil de salud.

Murió en 1954 y su casa (la Casa Azul) fue convertida en el Museo Frida Kahlo.

Creo que lo más interesante de esta mujer fue la paradoja que representó su vida: una gran fragilidad física y emocional aliada a intensas ganas de vivir.

No hay comentarios:

Publicar un comentario