sábado, 24 de diciembre de 2011

Mafalda: la adorable "enfant terrible"


Fabricia Luque
No me acuerdo de cuándo leí por primera vez las tiras cómicas de Mafalda. Desde entonces soy fan del personaje creado por Quino a principios de los 60, una verdadera filósofa que antes de ingresar al jardín de infancia ya contesta la realidad social y política de su país y del mundo.

La historia del personaje es curiosa: Mafalda nació en 1963, a consecuencia de un pedido hecho por una agencia publicitaria para que se creara una tira cómica que sirviera de publicidad disfrazada para una compañía de electrodomésticos. Así que los protagonistas serían de una familia de clase media y el nombre de uno de los personajes debería hacer una alusión al nombre de la compañía, que empiezaba con las letras M e A, pero el cliente de la agencia no aceptó el plan de la campaña publicitaria diseñada por Quino.

El año siguiente (1964), el más importante semanario de Argentina de aquella época, llamado Primera Planta, encarga a Quino crear una tira regular. Quino retoma entonces la idea de la enfant terrible que conquistó el mundo.

Umberto Eco asegura que Mafalda es “el personaje de los años sesenta” y la define como una heroína “rebelde” que rechaza al mundo tal cual es.



De hecho, Mafalda es una contestadora. Sigue los noticiarios con gran interés y suele sublevarse contra la guerra, el hambre y las injusticias sociales. Conoce el significado de conceptos como burocracia, democracia, comunismo, patria, libertad, derechos humanos, etc… todo eso a los seis años de edad y tiene un globo terrestre que trata como a un enfermo. Mafalda hace preguntas a sus padres sobre la guerra en Vietnam, porqué la humanidad va tan mal, y otras de ese tipo, y ellos le dicen que no es asunto para su edad. Sus padres, a propósito, necesitan tomar con frecuencia un medicamento llamado nervocalm. De verdad, no es fácil criar una chica como Mafalda.

En los años 60, Mafalda ya no aceptaba el papel de la mujer que vive sólo para cuidar de la familia. No es vanidosa como suelen ser las chicas de su tiempo ni sigue modas. Al revés, hace planes de ir a la Universidad, aprender diversos idiomas, obtener una beca para estudiar en Japón y ser traductora de la ONU a fin de mejorar las relaciones diplomáticas.

No se puede olvidar también que Mafalda odia sopa y a ella le encantan los Beatles.


Además, es muy interesante constatar que Mafalda y sus amigos reflejan los diversos segmentos de la sociedad argentina: Manolito es hijo de un español dueño de un pequeño almacén y sueña todo el tiempo en hacerse rico, proprietario de una cadena de supermercados; a su vez Susanita es una chica superficial, prejuiciosa, cotilla e individualista que cree que la felicidad de la mujer consiste en casarse con un ricazo y tener hijos; mientras que Felipe es un chico romántico, tímido, angustiado y de buen corazón.

En resumen, las historietas de Mafalda creadas por Quino son una invitación a reflexión y muy placenteras de leerse. El libro Toda Mafalda es una lectura muy recomendable.

Y si va a Buenos Aires, no deje de visitar la escultura en la Calle Chile 371 del barrio porteño de San Telmo (cuando dibujó a Mafalda, Quino vivía allí, en el décimo piso del departamento de Chile y Defensa, y decidió que esa sería también la casa y el escenario de su criatura).

Casa de Mafalda
Mafalda y Fabricia

De Mafalda, para pensar:

¿Dios habrá patentado esta idea del manicomio redondo?

¿No será acaso que esta vida moderna está teniendo más de moderna que de vida?

Vea también el video Mafalda en Navidad.

5 comentarios:

  1. “¡Paren el mundo, me quiero bajar!” es una de las frases más famosas de Mafalda.
    La niña idealista, crítica,inteligente, contestadora,irónica, ciudadana del mundo e insistente, - sin duda... que supo ganar muchos admiradores es la figura perfecta para nuestra fiesta de Navidad.
    !Qué idea maravillosa! !Que texto chévere!
    !Qué nadie necesite bajar del mundo en 2012!
    !Felicidad, Salud y Prosperidad para todos los ciudadanos del mundo!

    ResponderEliminar
  2. Fabricia, ¡me encantó tu texto! Esta Mafalda es una chica muy inteligente y es muy bonito cómo, aunque pequeña, se preocupa con nuestro planeta. ¡Ojalá muchos adultos fueran como ella!

    ResponderEliminar
  3. Amigos Insistentes,
    UN SALUDO DE¡FELIZ AÑO NUEVO!

    ResponderEliminar